domingo, 25 de junio de 2017

Los presidentes de la prensa republicana madrileña en la guerra civil

Chema Menéndez con las actas de la Agrupación Profesional de Periodistas en la biblioteca de la APM. Foto Febus.
Chema Menéndez, escritor, investigador y presidente de la Agencia Febus visitó esta semana la Biblioteca de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en calidad de nieto de Jaime Menéndez "El Chato" que fue, entre muchas cosas, asociado y presidente de la mencionada entidad.
La APM ha facilitado la investigación y la divulgación del siguiente reportaje lo cual es digno de recalcar y agradecer así como la colaboración de su bibliotecario Juan Manuel Bernardo.


Hace ya unos años Chema Menéndez publicó La Epopeya de "El Chato", una biografía de su abuelo, en unos de sus capítulos indicaba que el periodista Javier Bueno durante la guerra civil marchó a Asturias cuando era el presidente de la APM y de la Agrupación Profesional de Periodistas, dejando que los compañeros que se quedaron ejercieran de presidentes en su ausencia. Uno de ellos fue el insigne intelectual Manuel Navarro Ballesteros, director de Mundo Obrero, Estampa y redactor de El Sol.

En el diario "Ahora" del 4 de enero de 1938 se indicó que Manuel Navarro Ballestero era presidente de Asociación de la Prensa de Madrid. Foto Archivo Agencia Febus.
Acta de la Junta Directiva del 6 de noviembre de 1937, presidida por Manuel Navarro Ballesteros. Foto Febus, gentileza de APM.
Pero ¿Cómo funcionaba la Asociación de la Prensa de Madrid durante la guerra civil?
Antes de entrar en materia hay que recordar que poco después del levantamiento franquista del 17 de julio de 1936 un grupo de incontrolados secuestraron y asesinaron a Alfonso Rodríguez Santamaría, entonces presidente de la APM. Casi a la par las milicias populares incautaron la mencionada APM y su sede central, ubicada, en Callao, en el edificio Palacio de la Prensa. Estas milicias cedieron su gestión a la Agrupación Profesional de Periodistas, organización republicana de izquierdas, adscrita a la UGT. Por lo tanto fue la mencionada Agrupación quien comandó los designios de la APM durante los tres años de asedio fascista a la capital.
La primera junta directiva de la Agrupación Profesional de Periodistas durante la guerra tuvo lugar el 29 de julio de 1936 y estuvo presidida por el mencionado Javier Bueno, en aquel momento director de Claridad y colaborador del diario El Sol y otras publicaciones republicanas de entidad. En esa primera junta figuraban periodistas de gran renombre como, por ejemplo, Julián Zugazagoitia, director de El Socialista, que sería poco después ministro de gobernación y que más tarde fue fusilado por los franquistas, Modesto Sánchez Monreal, directivo de la Agencia Febus (la original) o Luis Díaz Carreño, redactor del diario El Sol que en aquellos días había sido capturado por los sublevados junto a Fernando Sánchez Monreal, hermano de Modesto y director de la Agencia Febus. También poco tiempo después ambos fueron fusilados por elementos falangistas.
Junta Directiva de la Agrupación Profesional de Periodistas, 29 de julio de 1936. Foto Febus, gentileza de APM:
En la Junta Directiva del 23 de agosto de 1936 se criticaron los asesinatos del mencionado Alfonso Rodríguez Santamaría y los periodistas José Asenjo Alonso y Antonio Bermúdez Cañete, indicándose que se tomarían las medidas necesarias ante tan trágicos sucesos.
En octubre de 1936 se nombraron nuevos delegados de la junta directiva que eran a su vez los representantes de la agrupación en sus respectivas redacciones de trabajo. En la siguiente fotografía podemos ver la relación completa así como sus respectivos lugares de trabajo.

Los nuevos delegados de la Junta Directiva del 10 de octubre de 1936. Foto Febus, gentileza de APM.
Javier Bueno era una persona que viajaba con mucha frecuencia y durante largos periodos de tiempo, uno de sus destinos favoritos era Asturias, tierra donde había vivido y donde también había colaborado en periódicos tan relevantes como La Tarde o Avance que llegó a dirigir. Por ese motivo, por sus ausencias continuadas, la Junta Directiva de la Agrupación Profesional de Periodistas decidió crear la figura del Presidente Accidental para suplirle, con todas sus funciones, incluso cuando regresase.

Javier Bueno en Madrid cuando era presidente de la Agrupación de Periodistas.
Varios fueron los periodistas que ocuparon el cargo de presidente accidental de la Agrupación Profesional de Periodistas durante la guerra, entre ellos, destacaron Carlos Rodríguez, redactor de El Heraldo de Madrid, José Robledano, dibujante de Claridad y otras publicaciones republicanas y los anteriormente mencionados: Manuel Navarro Ballesteros, Modesto Sánchez Monreal y Jaime Menéndez "El Chato", primer español redactor de The New York Times, colaborador de diversas publicaciones republicanas y último director que tuvo el diario El Sol. 
Nombramiento de Jaime Menéndez como Presidente de la Agrupación Profesional de Periodistas. Foto gentileza  APM.
Fotografía de 1936 en el Café Nacional de Madrid. Foto Archivo Agencia febus.
Como anécdota curiosa que demuestra el advenimiento feminista durante la Segunda República quiero compartir una de las actas de una de las reuniones de la junta directiva de septiembre de 1937 en la cual se propone contratar a mujeres para desempeñar diversos trabajos.

Acta del 29 de septiembre de 1937. Foto Febus, gentileza de la APM.
Hay que mencionar que la labor de la Agrupación Profesional de Periodistas durante la guerra fue muy diversa ya que no solo trataba temas periodísticos sino que también actuaba como una ONG, es decir, si se necesitaban alimentos, medicamentos, dinero, libros, transportes especiales, bibliotecas públicas, etc, ahí, estaba la agrupación para actuar. Además hay que recalcar que colaboraba muy de cerca con Comité Nacional de Enlace, creado para averiguar las necesidades en el frente republicano, que organizaba todo tipo de eventos solidarios para recaudar fondos para los más necesitados, que gestionaba la contratación y el pago de personal y que controlaba las nuevas admisiones y también las depuraciones necesarias de aquellos cuyo comportamiento no fuese adecuado, según su criterio.
Los presidentes accidentales de la Agrupación Profesional de Periodistas han sido los grandes olvidados de la historia de la prensa española, esperemos que esto cambie porque formaron parte de la misma y con letras mayúsculas.

Largo Caballero, W. Carrillo y el periodista Eduardo de Guzmán (2º por la derecha) que colaboró con la Agrupación Profesional de Periodistas. Frente de Madrid. Foto Archivo Agencia Febus.


jueves, 15 de junio de 2017

Manuel Blanco Chivite en el documental de Eduardo de Guzmán

Manuel Blanco Chivite durante la entrevista para el documental. Foto Febus.
Chema Menéndez A. Febus sigue grabando el documental Eduardo de Guzmán, El Literato Anarquista. La primera parada fue Villada, villa palentina donde nació Eduardo de Guzmán, la segunda parada fue Rafael Cid, periodista, escritor y gran amigo de Eduardo de Guzmán, y hoy, ha tocado el turno a Manuel Blanco Chivite, escritor y gran erudito en la vida y obra del literato anarquista y que, además, ha reeditado varias obras suyas como, por ejemplo, La Muerte de la Esperanza, El Año de la Victoria o Nosotros los asesinos, la famosa trilogía que debería ser lectura obligada para todos ciudadanos interesados en la historia de España.

La famosa trilogía de Eduardo de Guzmán en la biblioteca municipal de Villada: Foto Febus.

La siguiente parada será la Asociación de la Prensa de Madrid que se visitará la semana próxima, esperando encontrar algún documento interesante sobre el periodista villadino.

Villada, la tierra natal de Eduardo de Guzmán, Foto Febus.

miércoles, 7 de junio de 2017

Rafael Cid en el documental de Eduardo de Guzmán

El insigne intelectual Rafael Cid, acompañado de los libros de Eduardo de Guzmán. Foto Febus.
El documental Eduardo de Guzmán El Literato Anarquista sigue su curso, si la primera parada para fue el pueblo de Villada, lugar donde nació el mencionado Eduardo de Guzmán, la segunda ha sido la atalaya historiográfica del ilustre periodista Rafael Cid, uno de los expertos más reputados sobre la vida y obra de Eduardo de Guzmán.
El escritor Rafael Cid abrió las puertas de su casa a Chema Menéndez A. Febus, director del documental, tratándole con gran amabilidad y generosidad, cosa que es digna de encomio, permitiéndole grabar su fondo documental y su valioso testimonio que, sin duda, será uno de los pilares fundamentales de dicho documental ya que podemos decir que Rafael Cid fue uno de los mejores amigos que tuvo Eduardo de Guzmán durante más de 20 años.

Rafael Cid  muestra con orgullo esta fotografía donde aparece junto a su añorado y admirado Eduardo de Guzmán.
La compañera de Rafael Cid con la ilustre anarquista Federica Montseny. Foto Febus.

martes, 23 de mayo de 2017

Entrevista a José Moreno-Arrones

José Moreno-Arrones, asesor de la Junta de Ciudad Lineal. Foto Febus.
www.agenicafebus.com
En el programa de hoy, Chema Menéndez, entrevista a José Moreno-Arrones, asesor de la Junta Municipal de Ciudad Lineal para hablar de temas relacionados con la memoria histórica.
Nota: aunque el la introducción se diga junta municipal de Canillejas es Cuidad Lineal.

domingo, 21 de mayo de 2017

Meditación del día por Antonio Machado


Hace no mucho tiempo saqué a la luz un texto desconocido de Antonio Machado que andaba en la hemeroteca de mi abuelo, un texto se que titulaba Madrid y que salió publicado durante la guerra civil en el diario "El Sol", uno de rotativos más importantes de la Segunda República y que fue comandado por mi abuelo Jaime Menéndez "El Chato", allá por 1938.
Hoy, quiero compartir con vosotros otro texto del mencionado poeta que ha permanecido también en el olvido y que igualmente fue publicado en la prensa republicana durante la guerra civil y es el siguiente:


Meditación del día


Frente a la palma de fuego
que deja el sol que se va,
en la tarde silenciosa
y en este jardín de paz;
mientras Valencia florida
se bebe el Guadalaviar,
Valencia de finas torres
en el lírico cielo de Ausias March,
trocando su río en rosas
antes que llegue a la mar,
pienso en la guerra. La guerra 
que viene como un huracán
por los páramos del alto Duero
por las llanuras de pan llevar,
desde la fértil Extremadura
a estos jardines de limonar,
desde los grises cielos astures
a las marismas de luz y sal.
Pienso en España vendida toda
de río a río, de monte a monte, 
de mar a mar.

jueves, 18 de mayo de 2017

Entrevista a Ángel Guillén

Ángel Guillén durante la entrevista. Foto Febus.
www.agenciafebus.com
En el programa de hoy, Chema Menéndez entrevista a Ángel Guillén, asesor del Ayuntamiento de Madrid en la Junta Municipal de Canillejas.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Villada, primera parada del documental de Eduardo de Guzmán

La  Plaza Mayor de Villada. Al fondo la calle donde nació Eduardo de Guzmán. Foto Febus.
Ya se ha comenzado a rodar el documental Eduardo de Guzmán, El Literato Anarquista y la primera parada es Villada, una villa situada en la provincia de Palencia y lugar donde nació el  ilustre intelectual. Todos han recibido con los brazo abiertos a Chema Menéndez, director del documental, especialmente José María González exalcalde del PSOE, Alfredo Milano, concejal de cultura y, como no, su máxima autoridad: El alcalde José Antonio Alonso, también del PSOE. 
Todos han prestado su inestimable colaboración para poder grabar todos los lugares vinculados a la infancia de nuestro protagonista y para conocer nuevos datos biográficos.

José Antonio Alonso, Alcalde de Villada, y  Chema Menéndez, director del documental. Foto Sandro. 

Hay que indicar que esta Villa de casi 1000 habitantes tiene mucha historia, por ejemplo, el rey Alfonso III, en el siglo X, participó personalmente en la repoblación del lugar, haciendo varias e importantes donaciones. También tiene monumentos relevantes como la iglesia de San Fructuoso del siglo XVII que fue declarada monumento histórico artístico en 1983 o la iglesia de Santa María de la Asunción que tiene un parte original del siglo X y otra posterior construida entre los siglo XVII y XIX. Igualmente Villada forma parte del Camino de Santiago y tiene un albergue para peregrinos. 

La iglesia San Fructuoso. Foto Febus.
La iglesia de Santa María de la Asunción. Foto Febus.
La calle Marqués de Casa Pombo donde nació y vivió Eduardo de Guzmán. Foto Febus.
Entre los paisanos más ilustres de Villada destacan, entre otros, el gran pintor José Casado de Alisal su hermano Carlos, empresario y fundador de varias ciudades en Argentina, Tomás Salvador, escritor, premio planeta en 1961, Antonio de la Torre Miranda, importante militar que tuvo un papel fundamental, en las Américas, en el siglo XVIII.o Facundo Blanco, fundador junto a su mujer Lola de La Fuente de Pipas Facundo.

La placa en honor al pintor José Casado de Alisal. Foto Febus.
El monumento a Carlos Casado de Alisal.Foto Febus.
El monumento a la Pipa. Foto Febus.
La biblioteca pública de Villada tiene varios volúmenes de Eduardo de Guzmán. Foto Febus.
También hay que mencionar la amabilidad y cortesía que ha recibido Chema Menéndez en el hotel Señorío, una joya del siglo XV, restaurada con mucho encanto para hacer del hospedaje algo inolvidable. 

La fachada del Hotel  El Señorío. Foto Febus.
La decoración del hotel es única y singular. Foto Febus
El salón del hotel. Foto Febus.
El restaurante donde, por cierto, se come muy bien. Foto Febus.
La habitación 103 del Hotel Señorío. Foto Febus.
Lo único negativo de esta visita a Villada ha sido ver el escudo franquista en la fachada de la iglesia de Santa María de la Asunción, esperemos que en cumplimiento de la llamada ley de memoria histórica se retire pronto pero como dijo aquel: "con la iglesia hemos topado".

El escudo franquista en la fachada de la Iglesia. Foto Febus.                           
Este edifico fue cárcel durante el franquismo. Foto gentileza de Juanjo Herrero.






miércoles, 10 de mayo de 2017

lunes, 8 de mayo de 2017

Reportaje de la exposición de Gloria Fuertes

Un marco incomparable para la exposición sobre la insigne Gloria Fuertes. Foto Febus.
www.agenciafebus.com
En el programa de hoy, Chema Menéndez nos presenta un reportaje sobre la exposición de Gloria Fuertes.

 

martes, 2 de mayo de 2017

domingo, 30 de abril de 2017

Entrevista al presidente de la asociación de la Nueve

José Antonio Campos, presidente de la asociación de la Nueve. Foto Febus.
www.agenicafebus.com
En el programa de hoy, Chema Menéndez nos presenta la primera parte de la entrevista a José Antonio Campos, presidente de la asociación de la Nueve.

viernes, 28 de abril de 2017

Jimmy, el hijo de "El Chato", cumple 80 años

Jimmy con su padre Jaime Menéndez "El Chato" en 1938. Foto Archivo Agencia Febus.
Hace casi un quinquenio anduve muy cerca de perder a mi padre, debido a una grave patología que casi pudo con él, sin embargo se repuso. Esto ha supuesto el mejor de los regalos posibles para un humilde servidor. Hoy, Jaime Menéndez Ranz, conocido en su juventud como Jimmy e hijo del ilustre salense Jaime Menéndez “El Chato” cumple 80 años. Siempre he creído que su vida bien merecía una semblanza por lo que hoy, día de su 80 aniversario, he decidido regalársela y, además, compartirla con todos vosotros.
Jimmy con su madre Avelina Ranz Conde en 1937. Foto Agencia Febus.
Jimmy además de mi padre es uno de los personajes del libro ‘La epopeya del Chato’, por lo tanto, es un personaje real, un personaje con luz propia, hijo de Avelina Ranz, miembro de la Alianza de Mujeres Antifascistas durante la segunda República y pionera de Manos Unidas, y del mencionado asturiano Jaime Menéndez ‘El Chato’, escritor miembro de la Generación del 27, primer español redactor de ‘The New York Times’, director del diario “El Sol” y pionero de la resistencia clandestina antifranquista en la prensa española.
La familia : Paca, Carmela, Manolo, Avelina, Juanito, Maruja, Eustaquio, Paqui, Leonor, Vitoriano y Conchi.
Jimmy con Leonor, Antonina, Conchi, Paca y Paqui. Foto Febus.
Jimmy nació, en Madrid, en plena guerra civil, el 28 de abril de 1937 es, por tanto, uno de los llamados niños de la guerra y muy pronto, con apenas un año, se hizo muy popular en la corte republicana. Personajes de la talla de Dolores Ibárruri, Javier Bueno o Ignacio Hidalgo de Cisneros, vibraban con el saludo republicano (puño en la sien) del bebé Menéndez a la orden de su padre. Sin duda, el pequeño era la alegría de la casa en una época muy dura en un Madrid asediado que, a duras penas, resistía los ataques facciosos. Un Madrid que pretendió ser la tumba del fascismo y que casi lo consigue gracias a la lucha y entrega de su pueblo.

Jimmy, en los primeros años 40, en el colegio donde no faltaba el retrato del dictador.
Jimmy con la familia de Cadalso de los Vidrios. Foto Febus.
Sin embargo la república perdió la guerra y comenzó uno de los mayores genocidios europeos del siglo XX. Más de 300.000 republicanos fueron fusilados y cerca de dos millones fueron encarcelados, sin delito alguno, entre ellos, el padre de Jimmy, cuya única única alegría durante su cautiverio fue la visita de su mujer Avelina y su hijo Jimmy. En ese ambiente de crudeza, de hambre y de estraperlo, creció el arrapiezo, rodeado su madre y familia, entre ellos, sus abuelos: Vitoriano Ranz, de Paredes de Sigüenza, y Leonor Conde, oriunda de Cadalso de los Vidrios, cuya familia ayudó a paliar bastante las penurias de la posguerra. Otro ilustre personaje que ayudó bastante en ese aspecto fue el ilustre periodista americano Herbert Lionel Matthews, redactor jefe de “The New York Times”, que mandó varias cajas de leche condesada del “Bebé Holandés”, cosa que Jimmy jamás olvidó.
Una  vez jugando con un vecino de éste le espetó: “jódete que tu padre está en cárcel”. El susodicho era dos veces Jimmy, grande y fuerte, pero no le importó y le arreó un bocado en culo que se lo dejó marcado varias semanas.
Jimmy con sus padres.
En 1944 ‘El Chato’ salió de prisión y Jimmy pudo disfrutar de él por primera vez en su vida. El periodista empezó a trabajar traduciendo diversos trabajos y en el departamento de prensa de la Embajada Americana en Madrid, donde formó parte de una de las mejores células clandestinas de resistencia antifranquista, eso sí, con su primera paga le compró a su hijo un bicicleta hecha a medida en uno de las mejores tiendas de Madrid que hoy, sigue funcionado en la calle Atocha (Calmera). Jimmy se convirtió en la envidia del barrio porque tenía la mejor bicicleta de todos pese a ser hijo de “un rojo”. Pero de nuevo las circunstancias políticas se tornaron muy peligrosas lo que obligó a la familia a exiliarse a Tánger en 1946 cuando era zona internacional. Allí, ‘El Chato’ continuó con la lucha antifranquista en desde el diario ‘España’ de Tánger.

Jimmy en Tánger con su madre el actor M. Ali Barada y compañeros del diario "España". 
Jimmy en Tánger olvidó lo que fue una de sus peores pesadillas infantiles: el hambre, y, además, conoció un de sus tesoros más preciados: el pan blanco. Allí, en la ciudad internacional, creció rodeado de compañeros republicanos, entre ellos, Aladino Cuetos, Capitán del Ejército Republicano y padre de la actriz Concha Cuetos, José Luis Moreno, que había sido redactor de ‘El Sol’, Luis Grajales, crítico teatral, el escritor Herbert Rutledge Sowthworth o el periodista Antonio Colón.
‘El Chato’ enseñó a su hijo a hablar en inglés, le llamaba Jimmy y siempre se comunicaban en esa lengua, lo que causaba gran asombro entre amigos y familia. Por ese motivo un día cuando Jimmy acompañó a su padre en visita oficial al portaaviones Franklyn Delano Roosevelt el comandante de la flota al ver que hablaba también inglés le regaló como premio un casco de un soldado que había combatido en Guadalcanal.

Jimmy, su padre, varios compañeros y un jefe militar  de la armada americana.  Foto Agencia Febus.
Jimmy estudió en Liceo Francés de Tánger, allí, forjó su leyenda como uno de los mejores jugadores de fútbol del equipo del mencionado Liceo de todos los tiempos. Tanta repercusión tuvieron sus hazañas futbolísticas que jugó en el equipo de fútbol del diario ‘España’, y, además, fue fichado, con apenas 15 años, por un de los grandes clubs de la zona: ‘El Protón’. Allí, en Tánger creció en un ambiente de tolerancia y libertad, disfrutando de su familia y de largas charlas políticas con su padre. 

Jimmy con los compañeros del equipo del Liceo Francés de Tánger. Foto Febus.
Jimmy con el equipo del diario "España" de Tánger. Foto Agencia Febus.
Jimmy con los compañeros del Protón. Foto Agencia Febus.
A 18 años Jimmy regresó definitivamente a Madrid. Debido a su alto conocimiento del inglés pronto consiguió trabajo en el SAC (Strategic Air Command) de la base norteamericana de Torrejón de Ardoz. Casi a la par se incorporó al tejido de cédulas clandestinas de resistencia antifranquista, coincidiendo con personajes de la talla de ‘El Lechuga’ o Nilamón Toral, Teniente Coronel del Ejército Republicano, y corriendo grandes riesgos pero las causas bien lo merecían: conseguir la democracia y las libertades para la sociedad española. Desde ese momento Jimmy dejó de ser Jimmy para convertirse en Jaime, Jaime Menéndez Ranz. En 1959 por primera vez fue con sus padres a Cornellana donde conoció al resto su familia asturiana.

Jimmy con su familia en Cornellana. Foto Agencia Febus.

En 1963 Jimmy tuvo que hacer un curso especial de perfeccionamiento logístico, en el “Sheppard Air Force Base Academic Building”, en Wichita Falls, Texas. La última semana la pasó en New York por lo que su padre le pidió el favor de entregar unos regalos a tres de sus mejores que conoció cuando residió allí. El primero fue Herbet Lionel Matthews, que entonces era uno de los grandes jefes de “The New York Times”, el segundo Boris Gamzue, gran intelectual que ocupaba el puesto de rector en “The New York University”, y el tercero George Wright, otro gran hombre le letras, directivo y jefe de sección de la editorial Funk & Wagnalls, una de las más importantes de los Estados Unidos de la época. Con este último Jiimy vivió una de las anécdotas más singulares de su vida y que fue el embrión para el advenimiento de una de las palabras más originales de la historia del celuloide americano, ocurrió así: un día, después del almuerzo, Rita, esposa de Wirght, trajo el periódico y le dijo a su marido:
    —Geoooooooorge —ella siempre alargaba la “O” de George, como si fuese el grito de Tarzán—, 25.000 Dólares te están esperando...
    —A ver —dijo George, y se dispuso a leer el anuncio que señalaba Rita—. “Importante estudio cinematográfico busca palabra nueva, musical, alegre, rítmica, carismática e inolvidable. El creador de la palabra ganadora recibirá 25.000 Dólares”.
Pensó durante uno minutos, y exclamó:
    —¡Ya lo tengo! ¡Supercalifragilisticoexpialidoso!
Ya saben pues cuál fue resultado: 25000 dólares de premio y Mary Poppins surcando el cielo y cantando “Supercalifragilisticoexpialidoso”.

Jiimy y Charo el día de su boda. Foto Febus.
Otra instantánea de la boda. Foto febus.
En el mencionado 1963 Jimmy se casó con Rosario de las Heras. Tuvieron tres hijos, Jaime, hoy, responsable de CCOO de IBERIA en Madrid, Óscar Menéndez, hoy, agente de viajes, y Juan Manuel, documentalista, presidente de la Agencia Febus, entrenador personal y finalista del campeonato de Europa de culturismo natural. A todos, gracias a la mediación del escritor André Malraux, entonces ministro de cultura francés, les mandó a estudiar al Liceo Francés de Madrid, por aquello de recibir una enseñanza libre y laica, ya saben…

Jimmy con sus hijos, en 1975, en Cadalso de los Vidrios. Foto Febus.
Jimmy con sus hijos en Madrid. Foto Febus. 
Jimmy en la boda de su hijo Jaime, el padre y los tres hijos. Foto Febus.
En 1964 Jimmy entró en la TWA,  entonces la mejor compañía aérea del mundo, en el departamento de billetes, ascendió poco a poco, hasta conseguir un cargo de responsabilidad en la dirección comercial, eso le permitió viajar por todo el mundo y conocer sus diferentes culturas pero sin dejar de lado su lucha clandestina contra la dictadura franquista.

Jimmy, en la oficina de la TWA, en Madrid. Foto Agencia Febus.
Jimmy con dos grandes amigos de la época: Antonio y Cristóbal, en 1977, en San Francisco.
En 1974 Jimmy obtuvo el anillo de Number One de la TWA en un curso profesional de la compañía a nivel mundial. Tras la muerte de Franco y después de la legalización del Partido Comunista de España (PCE), Jimmy, junto a su madre, formó parte de la Agrupación del PCE, situada, en un local, en la calle del Olivar de Madrid. En 1981 tras el intento de golpe de estado del Coronel Tejero pasó la noche con algunos camaradas de la mencionada agrupación, escondiendo toda la documentación y fichas para evitar cualquier problema.

Jimmy con su mujer y su hijo mayor Jaime. Foto Febus.
En los siguientes lustros Jimmy siguió su lucha a través del sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Primero como delegado sindical en el comité de empresa de la TWA y después como miembro fundador del Sector Aéreo de CCOO, formando parte de su ejecutiva, dicho sector estaba adscrito a la Federación de Transportes y Comunicaciones que encabezaba el histórico dirigente Benito Barrera que había formado parte del Ejército Popular de la República durante la guerra. Jimmy dejó su cargo de la ejecutiva de CCOO, debido a diferencias con la misma ya el sindicalismo no representaba lo que fue anteriormente.

Jimmy y Charo en Capri. Foto Agencia Febus.
Jimmy en su despacho en los años 90. Foto Agencia Febus.
Jimmy con su hijo Juan Manuel, en Palenque, en 1992. Foto Febus.
En  2008 fundó junto a su hijo Juan Manuel La  Agencia Febus para recuperar a  periodistas, escritores y artistas de la Segunda República, guerra civil española y el franquismo.
Un año después recibió un de los mejores regalos de cumpleaños posibles: La epopeya de “El Chato”, la biografía de su padre que escribió su hijo Juan Manuel.
Jimmy con Santiago Carrillo, en 2006. Foto Agencia Febus.
Hoy, Jimmy acaba de cumplir 80 años un cifra redonda, esperamos que vengan acompañados de unos cuantos más para seguir disfrutando de él como padre, como camarada, como intelectual y como hijo de Jaime Menéndez “El Chato”, asunto que, le hace único y especial, un hombre de principios e ideales republicanos hasta el final, sin duda, un referente inigualable. 
Jimmy en la parte trasera del libro La epopeya de "El Chato". Foto Agencia Febus.